LOS TORCIDOS DERECHOS DE ALGUNOS “K”

Nuevamente sale a la luz el atropello constitucional y humanitario de algunos funcionarios/as “K”.
A casi un año del comienzo de la pandemia en nuestro país y pese al esfuerzo de los argentinos de encerrarnos en nuestras casas para menguar el daño social y la mortandad de la población esto no fue posible.
Miles de compatriotas perecieron a causa del Covid 19, comorbilidades previas, descuido, desamor a la vida o por servir al prójimo fueron algunas de las causas de que miles de familias hayan perdido a sus seres queridos, y lo que es peor ni siquiera darles el último adiós.
Mientras el mundo sufría la desgracia de la pandemia, diferentes científicos luchaban contra reloj para desarrollar una vacuna que pudiese contrarrestar el ataque “del enemigo invisible”.
Cuando por fin culminaron los ensayos y ya se comenzaba a comercializar las diferentes vacunas Argentina adquirió al gobierno Ruso las vacunas Sputnik V, esta medida del gobierno “K” traía un manto de paz a tanta grieta social, hasta parecía que volvía a levantar la pobre imagen del presidente Fernández, “la esperada arma para luchar contra el Covid 19 se encontraba en el país”.
La siguiente etapa era convencer a los argentinos de su aplicación, fue tan escasa la información dada desde el estado que hasta pusieron en duda si sería positivo o negativo su uso, por lo que varios representantes de los departamentos ejecutivos hicieron punta y se mostraron en todos los medios periodísticos en el momento que les inyectaban las vacunas, a modo de dar confianza social, algo que hasta ahí podría decirse que no estaba mal, así como estos también lo hicieron representantes de las diferentes carteras de salud nacional, provincial y municipal.
Quienes recibirían la primer dosis de las dos que componen la Sputnik V serían quienes desde un primer momento estuvieron en la trinchera luchando denodadamente contra “el enemigo invisible”, personal de salud, de las fuerzas de seguridad y de establecimientos educacionales serían los primeros en vacunarse, junto a estos estarían en la lista personas con comorbilidades previas y mayores de 70 años entre otros.
Para acceder a estas hay que ingresar a una página oficial donde dejas tus datos filiatorios quedando a la espera de un turno en el que te designaran lugar y hora de vacunación.
Hasta aquí pareciera que los derechos de los argentinos venían bastante bien encaminados, pero he aquí donde comienzan a torcerse, no vacunan en todos los establecimiento de salud que se encuentran habilitados para tal fin? utilizan escuelas y/ o entidades barriales?, prepararon para inocular a militantes “K” y/o cooperativistas que lo más cerca que la mayoría de ellos tuvieron una inyección habrá sido cuando se la habrán suministrado por algún tratamiento o similar?
Lo peor de esto, lo que indigna socialmente es que se vacunaron primero infinidad de “militantes K”, familias enteras a fines al poder, empresarios, miembros de la farándula y otros tantos que no tendrían porque haberlo hecho, demostrando una total impunidad y desparpajo ante el mandante, el pueblo, dejando nuevamente a la luz “LOS TORCIDOS DERECHOS DE LOS “K”.
Por lo menos así lo veo yo
Por S.A.C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *