LA INSEGURIDAD GANÓ LA ZONA RURAL DE SAN VICENTE

Nuevos episodios de inseguridad. Además del robo y carneada de dos terneros en la noche del viernes-madrugada del sábado la zona rural de San Vicente se vio avasallada por diversos hechos de inseguridad, malvivientes amparados en la oscuridad de la noche y la falta de presencia policial intentaron cometer diferentes ilícitos.

Tres hechos delictivos fueron abortados por personal municipal con la suerte que en esta oportunidad de los damnificados, dicho en términos gauchescos “Dios estuvo del lado de los justos”.

Uno de los ilícitos abortados tuvo lugar en cercanías de la Escuela Rural N° 7, los dueños de lo ajeno intentaron desvalijar la finca pero fueron echados por los caseros, convirtiéndose en los héroes de la noche, al impedir el robo.

Otro suceso de inseguridad se produjo en cercanías del “Puente de las 11 Bocas” cuando dos automóviles con varias personas en su interior intentaron robar a los ocupantes de una camioneta que transitaba por el lugar.

El tercer hecho ocurrió en la zona del cruce las Rutas 16 y 6, donde los habitantes de un establecimiento rural (madre e hijo) impidieron que varios N.N. se ganaran en la vivienda familiar con fines de robo.

Resulta molesto seguir informando sucesos de inseguridad donde se vincula la nocturnidad y la zona rural del distrito; pero es lo que acontece, y debemos informarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *