GUERNICA CUNA DE TRAICIONES 

 

La historia muestra que desde la vuelta de la democracia en 1.983 las traiciones en Guernica fueron y son una constante.

 

Cuando Guernica aún pertenecía al viejo partido de San Vicente, siendo Intendente durante  su segundo mandato Don Carlos Alberto Méreles comenzaron las traiciones.

 

Méreles fue destituido  por una maniobra pergeñada por Arcuri y el matrimonio compuesto por Müller-Rodríguez, la causa, la compra de un automóvil en forma directa sin haber pasado el pedido de adquisición por el Concejo Deliberante, una tramoya, real, pero tramoya al fin, de la que pocos sabemos la verdadera historia, la que vamos a dejar para otra nota.

 

En esa oportunidad fueron varios los Concejales que traicionaron a Méreles, “incluso aquellos que se rasgaban las vestiduras, jurando que nunca lo iban a traicionar, remarcando que antes que eso la muerte”, nadie murió y Méreles fue destituido.

 

En el 91 llega a la intendencia de San Vicente con Guernica incluida una de las personas que organizaron la destitución de Méreles, Oscar Rodríguez, quien tenía a Aníbal Regueiro como hijo adoptivo o por lo menos así se los escuchaba decir en cada lugar, reunión o entrevista que le hacían al Jefe Comunal, quien lo acompañaba como perro de sulqui, siempre detrás de su patroncito, pero un día habrá pensado ¿y si la historia se repite?, ¿si Oscar traicionó, y yo mame de su conocimiento y estrategia política por qué no hacer lo mismo?, y traicionó a su padre (político).

 

Durante una campaña política un Concejal que pertenecía a las filas de Méreles y Aníbal a las de Rodríguez se enfrentaron  durante una pegatina y este le pega dos tiros en el pecho, por suerte las balas del 38 del edil no lo mataron, pese a eso, años después lo llevó en su lista, la política que todo lo puede vuelve a mostrar que en Guernica, la traición es moneda corriente.

 

Regueiro es el nuevo Alcalde Peronense y esta persona que intento matarlo formó parte del bloque de Concejales oficialista.

 

Otra traición, (recordemos que  para esto tiene que haber mayoría en el Concejo Deliberante) destituye a Regueiro, asumiendo Silvina Rodríguez, hija del matrimonio Müller-Rodríguez.

 

Aníbal fuera del ejecutivo y proscripto esperaba la revancha, nuevas elecciones y la justicia lo autoriza a competir, siendo ganador con una boleta corta, o “boleto de colectivo como se la llamaba”, volviendo a ser Intendente de Pte. Perón, pero las traiciones que nunca se alejaron de Guernica se iban acrecentando, negociados políticos, bajada de línea, arreglos o como se los quiera llamar lo llevaron a sumar en su gabinete y en sus segundas líneas gente de Rodríguez, quien por dichos de varios políticos, nunca le perdonó la traición.

 

Así llegamos a la elección del 2019, Blanca Cantero esposa del líder sindical Carlos Alberto Acuña, hijo político del binomio Müller-Rodríguez, (no hijastro como se definía Regueiro) lo enfrenta en las PASO y Blanca se queda con el triunfo, encabezando la lista por el distrito de Pte. Perón con  Alberto Fernández  como presidente, la boleta de Blanca va mechada con varios “supuestos fieles” a Regueiro, logrando el ex Alcalde quedarse con la presidencia del Concejo Deliberante, nada favorable para Cantero.

 

Negociaciones políticas, sugerencias de amigos y aprietes de gremios convencieron algunos de los ediles de Aníbal a pasarse a las huestes de Blanca, algo que se venía pergeñando desde el 10 de diciembre, consolidándose en la última Sesión Extraordinaria, y otra vez el fantasma de la traición volvió a  ser el protagonista de esta novela.

 

Este parecería ser el último capítulo, pero como en cada serie, novela o película taquillera siempre aparece una nueva versión, quedando abierto el interrogante, ¿SERÁ ESTE EL ULTIMO CAPITULO O SEGUIRÁN  EMITIENDO NUEVAS VERSIONES DE GUERNICA CUNA DE Traiciones ?.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *