LO MATÓ POR NO DEJARSE COMER

El dueño de un comercio en las afueras de La Plata había intentado seducir con dinero a un empleado de 17 años, quien no habría accedido al pedido, comenzando una reyerta que finalizó con su muerte.

 

El hallazgo del cuerpo sin vida fue encontrado en un comercio de 23 entre 83 y 84 de La Plata.

 

Fueron los vecinos quienes alertaron a las autoridades que algo no estaría bien,  sospechando que algo malo podría haber ocurrido en el interior de la propiedad, la que se comunica con el negocio, a su vez tampoco veían a los dos jóvenes que lo ayudaban en las tareas.

 

Al ingresar hallaron su cuerpo  cubierto en sangre, con poca ropa y con signos de haber protagonizado una pelea.

 

La justicia en turno solicitó a la DDI a cargo del comisario Néstor Muñoz se hiciese cargo  de la investigación.

 

El primer indicio fue que la propiedad no mostraba signo de haber sido saqueada, la caja registradora contenía dinero, los cajones no se encontraban revueltos, como así tampoco otros compartimientos de la casa y el negocio, lo mismo sucedía con las aberturas, ninguna de ellas había sido violentada, o sea que quien, o quienes habrían sido los asesinos serian conocidos.

 

De averiguaciones en el barrio tomaron conocimiento que contaba con dos jovencitos que trabajaban como jornaleros, uno de 18 y otro de 17 años.

 

Ubicados sus domicilios se los interrogó, ambos se alteraron, entraron en evasivas y nerviosismo, hasta que el menor se quebró, relatando lo ocurrido.

 

Comentando que, “estando en casa del occiso este quiso tener relaciones sexuales a cambio de dinero, no aceptando el ofrecimiento, pese a la insistencia, diciéndole que a su compañero ya se lo había comido, aumentando el monto para que accediera, del nuevo rechazo pasaron a la discusión y de esta a las manos, hasta que termino muerto, quien en vida se quiso comer carne fresca”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *