Socorro Hospital en terapia intensiva

Esta nota al igual que tantas otras comenzaron a recorrer las redes sociales, de todas ellas elegimos la siguiente para publicar en nuestras paginas:

Irene Peña. Esto es para todos mis amigos del Facebook, para que me ayuden a difundirlo:

Yo ingresé al hospital El Cruce de Florencio Varela con un casco, cuando todavía estaba en construcción. Y algunos me decían Florencio Varela?, hasta yo me lo preguntaba que venía de trabajar en el Otamendi y el Hospital de Clínicas. A diferencia de esos hospitales que fueron solo paredes, a este lo vi crecer, acrecentarse, hasta ser un monstruo de excelencia en la atención, de sus profesionales y  de la calidad humana de todo el personal.

Trabajo en Terapia intensiva y vi morir gente pero también vi salvar muchas vidas. Teníamos el recurso humano, pero también la infraestructura y todo lo que necesitábamos para que la atención a los pacientes sea la mejor, sin discriminar pobres ni ricos. Atendimos a todos. Nunca hubo acomodos, nunca los médicos manejamos los pacientes que ingresábamos, a todos atendimos por igual, siempre al 100% de ocupación. Trasplantamos muchos órganos, operamos y tratamos pacientes neurocríticos, cirugías cardiovasculares complejas tanto en adultos como pediátricos. Prótesis vasculares y ortopédicas. Todos pacientes cuyas patologías no se podían resolver en otros hospitales. Y cumplimos señores, y nos pusimos la camiseta y siempre con buen trato y calidez humana. Todos amamos este hospital. Y ahora nos dicen que nos reducen el presupuesto un 40% más la inflación (y no es un chisme de pasillo) y no hay un plan B. Es una clara decisión política de bajarle el pulgar al hospital público más importante de la Argentina y el 4to en Latinoamérica.

Ya lo sentimos en el trato al personal y lo más importante en la atención de los pacientes. Yo me pregunto ¿quién va a realizar los trasplantes hepáticos del país, renales, oncohematológicos? ¿Quién va a atender a los traumas graves de cráneo, hemorragia subaracnoidea y demás neurocríticos? ¿Qué van a hacer cuándo se necesiten prótesis vasculares y ortopédicas? ¿ Quién va a atender a los niños con patologías complejas?. Estoy profundamente triste como todos mis compañeros y ni siquiera hablamos de sueldos, queremos salvar al hospital. ¿Habrá alguien que se detenga a leer esto? ¿ Habrá alguien que escuche y que revea la situación?. Mi profundo deseo es que sí. Agradezco al que se detuvo a leer esto y a compartirlo.

Esto lo escribo durante el partido de Argentina porque eso no me distrae.

El final de la nota es mortal, dejando claro su amor por el prójimo y no por un partido de fútbol.

“Irene Peña solo clama AUXILO-SOCORRO POR EL HOSPITAL PUBLICO”!.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *