Tras la crítica situación del Río Paraná, el Gobierno creó un comité de crisis e ideó una serie de recomendaciones para frenar la bajante histórica.
La situación del río Paraná cada vez es peor y sigue preocupando a las autoridades. Durante el fin de semana, bajó otros 13 centímetros, alcanzando así los 33 centímetros por debajo del nivel del mar, la peor situación de los últimos 77 años.
Ante el alarmante panorama, el Gobierno creó un comité de crisis con el objetivo de realizar un análisis de la situación e idear los pasos a seguir para prevenir un empeoramiento de la situación.
Entre las medidas adoptadas, el Gobierno pidió limitar el uso de agua en 7 provincias (Corrientes, Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Buenos Aires) y prohibir la quema de pastizales con el fin de detener la bajante.
En este marco, el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), encargado de articular las acciones para la reducción de riesgos, manejo y recuperación de la crisis, anunció algunas recomendaciones como ahorrar agua y no quemar para evitar los incendios forestales, uno de los causantes de la baja del río.
También, pidió no acumular basura, almacenar agua de lluvia para el riego y tener a mano los números de protección civil, bomberos y policías de la zona.
Algunos días atrás, el Gobierno anunció la creación de un fondo de emergencia de mil millones de pesos con la finalidad de asistir a las provincias y localidades afectadas por la bajante del río Paraná.
El río Paraná atraviesa la peor situación de los últimos 77 años. Foto: Sebastián Lopez Brach
La medida fue anunciada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero acompañado por la ministra de Seguridad, Sabina Frederic y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.
Uno de los principales objetivos de las medidas adoptadas es conformar mapas dinámicos de riesgo que permitan planificar con mayor eficiencia las acciones de apoyo y mitigación federal y la toma de decisiones.
Además, se pondrá en marcha un Programa de Emergencia Hídrica para verificar situaciones críticas a lo largo de los ríos Paraná, Iguazú y Paraguay, relacionadas al abastecimiento de agua potable y generación de energía eléctrica.
Fuente “La 100, cienradios.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *